sábado, 3 de enero de 2009

Liberando el gen que perrea

A Italian Boy


Acercándose las fechas de despedidas, cada quien sale a reservar mesa en algún “restó”, resto-bar de moda, preferentemente los que promocionan buen menú, show de streapers, humorista de dudosas artimañas, cotillón, aperitivos.
Señores ejecutivos, grupos del gimnasio, el “cuerpo docente”, enfermeras se congregan en torno a un buen asado o pizza libre, en una camaradería muchas veces constituida más o menos violentamente por el calendario o lograda a fuerza del futuro aumento, la búsqueda de las vacaciones, pago de derecho de piso, etc. Estos convites o ágapes convergen en una particularidad: la liberación del gen que perrea.
Si mi inferencia es correcta, el gen está presente en todo ser humano, por lo cual podría decirse que es extensivo a una serie de eventos mucho mayor que el que aglutina las despedidas, a saber: cumpleaños —sobre todo de quince— casamientos, agasajos empresariales, boliches de casinos, cantinas bailables… por sólo dar algunas muestras.
Frente a estos lugares de esparcimiento se me ocurre la pregunta que pongo a debate acerca del llamado provisoriamente el “problema del gen”, ya que aún no he podido establecer las variables que generan el fenómeno: ¿por qué en el 100% de los casos relevados, un mínimo estímulo—ya sea con o sin consumición de alcohol— la emisión de “El bombón asesino” de Los Palmeras o “Yo soy tu gatita” de La Factoría, emana, desata, desarrolla, una personalidad hasta el momento oculta que no tiene reversibilidad durante la velada?
La evidencia demuestra que, además de ser estímulos colectivos, son de carácter histórico y suelen aparecer en vacaciones: en una época, se vislumbraba a partir del carnaval carioca “pepepepepe, voce aabusóoo, Brigitte Bardot, Bardoot” que ahora serviría para ir levantando las sillas; aunque hay algunos como el de Los Palmeras antes mencionado o “Yo me estoy enamorando” de Antonio Ríos que conservan vigente la potencia de antaño.
Para terminar, saludo las manifestaciones de derrape e invito a mi concurrencia a recordar algunos hits que hicieron de una noche, la noche.

12 comentarios:

Acqua dijo...

¡Qué cosa la vida querida Stellita!Creo que estar afectada por ese gen, si bien hace mucho que no asisto a una de esas fiestas. Puedo dar, también testimonio como testigo, de dichos casos.
En cuanto al hit, porqué no un " los hijos del pantaleón" o " fuiste" entre otros.
Mis cariños sinceros y espero leerte muy pronto.
Susanita

La candorosa dijo...

Antes que nada: ¡¡que bueno verla nuevamente por aquí, doña!!!
Sepa que es un gusto de verdat.

Le cuento que en mi caso debo contar con una atrofia genética, pues si algo no me mueve un pelo es el famoso: "pepepepeeee" de las parrandas.

Se podría decir que lo mío viene medio de embole, pero atenti: gusto de ser de este modo.

La jaranez descontrolada y papelonera, me molesta.
Y la música estilo: "¡¡a mover las cachas se ha dicho!!", me molesta aún más...

Sin contar que el verano genera en muchos el ataque del bamboleo indiscriminado... siendo casi todos expertos en danzas caribeñas a rabiar!!!

En fin... ¡¡¡que le vamo'hacé... soy así!!!jajajaja

Besotes y candores varios!!!

X.X.X. dijo...

Señora Stella:

Sin querer entré a ésta pagina web. Me veo obligado a brindar una opinión con respecto a sus inquietudes (si puedo llamarlas así):
Nunca se replaneteó que todos, absolutamente todos los seres humanos (e inhumanos) actuamos como lo hacen los actores y/o actrices. O, ¿ustede piensa que la carrera de actor/actriz es un invento del universo? Considero que no, digamos que el actor/actriz es una reflejo de lo que pasa a sus alrededores, del mundo en cual se desenvuelve a diario. Lo mismo les sucede a los escritores. Si un "beibo" o "gen" -como usted lo llama - es quien es, o hace lo que hace, es porque actúa; la vida sería tremendamente aburridad para no fingir nunca, o para no tener mentiras piadosos, o para ACTUAR. Debería apreciarlos porque gracias a sus conductas, comportamientos y actuaciones, usted puede actuar, el guionista tiene de "donde agarrarse" al iniciar una obra. Todo esto suponiendo que usted dice ser quien es, es decir, Stella Maris Clossas.

Saludos, x.x.x.

walterkoza dijo...

Estimado/a X.X.X.:
Su comentario, pretensioso hasta el hartazgo, es más superficial un capítulo de algún libro de Cohelo.
Quizá le convendría comprarse una careta del Hombre Araña o alguna de esas de superhéroes, deben ser más divertidas que su mascarita de X.X.X.

X.X.X. dijo...

Walter Koza:

Te explico el por qué de no emplear una mascarita de X.X.X:

1) Soy demasiado cabezón y me quedaría espantosa;
2) Jamás leí un libro de Cohelo, pero dicen que escriba bastante bien, por algo vendió millones de ejemplares; a no ser que usted sea uno más de esos que opinan que "buenos escritores son aquellos que aburren", o no son "comerciales" (cuando en realidad todo libro que se publica, en un 99,99 % se lanza para vender). Lo mismo sucede con la música.
3) Una cosa, Walter Koza, ¿qué cosa quiso decir con sus cosas poco cosas? Ojalá cosa tanta cosa porque con esa cosa, es poca cosa. ¿Cazó?

Un abrazo de hombre araña, X.X.X.

X.X.X. dijo...

Walter Koza:

Te explico el por qué de no emplear una mascarita de X.X.X:

1) Soy demasiado cabezón y me quedaría espantosa;
2) Jamás leí un libro de Cohelo, pero dicen que escriba bastante bien, por algo vendió millones de ejemplares; a no ser que usted sea uno más de esos que opinan que "buenos escritores son aquellos que aburren", o no son "comerciales" (cuando en realidad todo libro que se publica, en un 99,99 % se lanza para vender). Lo mismo sucede con la música.
3) Una cosa, Walter Koza, ¿qué cosa quiso decir con sus cosas poco cosas? Ojalá cosa tanta cosa porque con esa cosa, es poca cosa. ¿Cazó?

Un abrazo de hombre araña, X.X.X.

Mariela Torres dijo...

Doy fe de que todo el mundo se levanta a bailar con "el bombón asesino"; yo también lo he hecho, no por mi propio deseo, sino por el de mi marido.

Saludos.

Stella Maris Closas dijo...

Un poco tarde, dado mi cuelgue de enero pero:
Roxi: Recuerda cuando hemos bailado los hits inbailables del Berlín? Saltar al son de la banda de sonido de Underground o del "Yo no lloro más" de Mimí Maura, clásicos del antro hipón? Qué tiempos aquellos...pensar que hoy nos congrega la limonada Cariños!!
Candorosa: es bueno encontrar a alguien que reniegue del corderismo... esas manifestaciones en masa suelen sacar el ridículo más acérrimo, gracias por venir siempre a darse una vuelta!
XXX: es una bendición que haya venido por casualidad a mi blog y ante todo, muchas gracias por haber dedicado su tiempo a leer post anteriores. Mis inquietudes, quizás no tan descollantes, no toman en consideración lo que usted me explica porque creo, va de suyo. Es sólo un intento de reírse de lo que hacemos cuando actuamos, en el mejor de los casos, o de poner en evidencia la empiria bizarra que nos rodea o que conformamos.
Walter Koza: Si me permite la infidencia, sólo una vez he visto desatar parte de su gen—creo que entre nos no es necesario aclarar que no soy darwinista ni biologicista y que es paródico de cierto discurso académico que ambos conocemos— un día en el CATALÁ, cual la Boda de mi mejor amigo, cantando a viva voz forever, and ever.. juaaa
Mariela Torres: Muchas gracias por sus lecturas! SEa Bienvenida a este lugar... El bombón asesino es un tema para desglosar, yo creo que los palmeras menejan cierta tonalidad adictiva para muchos, un cariño!

X.X.X. dijo...

Stella:

Bueno, ante todo, usted me hace sentir un discípulo, o quizá un dios. Pero acepto eso de la bendición.
Simplemente tenía ganas de armar algo de lío, situación que por momentos me fascina lograr (más cuando estoy aburrido). Koza: sólo era un juego, soy así; por momentos un gorrión pero por otro, un mono cargoso o quizá, un mosquito sediento, de esos que tanto nos molestan cuando queremos conciliar el sueño y se oye el famoso yseee... en las proximidades de nuestros oídos.
Listo, me despido, he cumplido mi parte.
Éxitos para todos, salud y buena vida.

X.X.X.

Roberto Sánchez dijo...

les faltó nombrar el popuri de palito o venir al sur de rafaella.

salud y buenos alimentos

pd: tengo una teoría sore cohello: todos sus libros son (sin saberlo) el alquimista.

Eu dijo...

Totalmente, ahora me viene a la mente las fiestas de fin de año familiares, en las que mi tío Edgar ponía los enganchados de Juan Ramón, después de disfrazarse de mujer...Uff, lo tenía reprimido en el recuerdo! Y lo de Cohelo, en serio? no puedo chequear, ya que solo leí el alquimista y tengo miedo de leer los otros, cariños!!

Anónimo dijo...

Que yiyi mais chulina!